/ 06.04.17

MOOCs y webinars

Comparte:

El acrónimo MOOC corresponde a Massive Open Online Course, denominación acuñada para referir a aquellos cursos de aprendizaje desarrollados en línea que comparten una serie de características comunes (y de las que su propio nombre da cuenta), tales como serían:

  • Son masivos, esto es, no ofrecen ninguna limitación en términos de número de alumnos matriculados.
  • Son abiertos, en tanto que la inscripción y seguimiento de los mismos no requieren de acreditación de ciertas competencias o conocimientos, ni tan siquiera de una matriculación en la institución que los imparte. También adquieren esta condición en un sentido diferente, que remite al hecho de que los contenidos empleados en el proceso formativo, han de emplear licencias abiertas que permitan su reutilización.
  • Y son online, características que, por ser la más crasa y evidente, no es por ello la menos significativa. Su carácter en línea no sólo comporta que el seguimiento de los mismos se hace a través de plataformas digitales; sino que el proceso mismo de formación-aprendizaje se estructura en virtud de las potencialidades que ofrece el medio online: interacción (en tiempo real o diferida) entre alumnos y profesores, o entre los propios alumnos; contenidos de enseñanza que se nutren de texto, audio, vídeo; etcétera.

En términos generales, los MOOC constituyen programas reglados de enseñanza, en los que los contenidos se hallan perfectamente estructurados y organizados conforme al fin perseguido por la acción formativa. Es por ello que suelen contemplar mecanismos de evaluación de las competencias adquiridas por los usuarios/alumnos. Aquí estriba la principal diferencia con los webinars o seminarios online, que prescinden de los mismos dado su carácter más esporádico o puntual.

 

Fotografía: classroom-laptops-computers-boy.jpg‘, por r.nial bradhsaw, con licencia CC by-2.0.

Top