Domenico Fiormonte y “la digitalización del conocimiento” en Territorios Digitales

Domenico Fiormonte es otro de los ponentes invitados al I Congreso Internacional “Territorios Digitales” que se celebra los próximos 29 y 30 de junio en la ciudad granadina. Este evento, organizado y coordinado por Medialab UGR, se crea para favorecer la discusión académica, no académica y social, así como el debate y el encuentro entre todos los asistentes. El Congreso se estructurará en áreas temáticas dentro del amplio campo de la transformación digital de las Ciencias Sociales y las Humanidades.

En este sentido, Domenico Fiormonte ha titulado su ponencia “¿Por qué la digitalización del conocimiento es un problema político?”, donde se centra en temas como:

  1. las desigualdades (sociales, lingüísticas, económicas, etc.) en el acceso a las tecnologías, a las herramientas y a las aplicaciones sobre las cuales se basa hoy en día la difusión y gestión del conocimiento;
  2. La siempre tan nociva concentración en pocas manos de gran parte de estas herramientas y tecnologías;
  3. El imponente oligopolio angloeuropeo de las publicaciones científico-académicas;
  4. La amenaza que todas estas concentraciones (no sólo de propiedad, sino también de códigos y de lenguajes) constituyen para la diversidad lingüística y cultural.

Aquí dejamos un texto de Domenico en la revista Red de Humanidades Digitales (RedHD) acerca de su ponencia:

Sin hacer la necesaria consciencia de estas problemáticas (estrechamente entrelazadas), cualquier proceso de digitalización corre el riesgo de consolidar y reforzar las brechas y desigualdades a nivel social, económico, político, cultural y tecnológico.

¿Qué guía hoy en día la digitalización del conocimiento? ¿Cuáles –y cuántos– son los modelos, los estándares y las organizaciones que la representan y la gestionan? ¿Quién habla, desde dónde lo hace y por qué lo hace? Tratar de responder a estas preguntas significa inevitablemente poner de relieve la cuestión de la soberanía epistemológica de todas las áreas geográficas fuera de la “anglósfera”, o, lo que es lo mismo, imponer a la comunidad global de las Humanidades Digitales un problema de orden geopolítico.

No obstante todos los esfuerzos aplicados en estos últimos años, la mayor parte de las herramientas intelectuales en el campo de las Humanidades Digitales siguen todavía en manos angloeuropeas: la conferencia anual (de la que la primera excepción será el DH2018, a celebrarse en México), su sitio web (sólo en inglés), la lista de correo Humanist, la revista monolingüe Digital Scholarship in the Humanities (antes Literary and Linguistic Computing), las monografía más o menos financiadas (como los Companions)…, sin contar el software, los lenguajes de programación y los así denominados “estándares”, como el que controla el Text Encoding Initiative Consortium. Además, este hecho nunca se ve suficientemente reflejado en la microfísica de las transacciones comunicativas que va desde la lengua empleada en las reuniones de las organizaciones de este campo (véanse, por ejemplo, las transcripciones disponibles en línea, exclusivamente en inglés) hasta los mecanismos de recompensa y gratificación, profundamente radicados en el sistema cultural angloamericano/europeo, que son impuestos como si fueran ‘estándares’ en cada contexto social y comunicativo. ¿Por qué, entonces, deberían nuestros colegas anglófonos declinar este enorme capital, citando a Bourdieu, de “poder simbólico”?

A propósito del capital, para nuestros colegas estadounidenses, incluso para aquellos que subrayan la ausencia de una aproximación crítica a las Humanidades Digitales, parece funcionar, especialmente por lo que respecta a la hegemonía histórica de sus propias formas de expresión y de producción (de la lengua a las formas organizativas y retóricas de la ciencia y de la tecnología, ecc.), una remoción que recuerda aquella descrita por Karl Marx en el primer libro de El Capital. En el libro V de la Ética a Nicómaco, Aristóteles analizaba las formas de valor y se preguntaba por qué cosas tan distintas como, por ejemplo, “cinco lechos y una casa” pueden ser conmensurables, es decir, tener el mismo valor. Y sin embargo aquí el análisis de Aristóteles, según observa Marx, se detiene “y renuncia al ulterior análisis de la forma de valor”. ¿Por qué? ¿Cuál es la “sustancia común” que vincula los cinco lechos y la casa? La respuesta de Marx es el trabajo humano. Ni siquiera el genio de Aristóteles podía captar el concepto de trabajo, puesto que al hacerlo minaba su propia sociedad, la griega, fundada en el trabajo esclavo: el trabajo, simplemente, no existía.

De manera análoga, los humanistas digitales anglófonos (y, en realidad, casi todos los académicos que trabajan en los grandes centros angloeuropeos de investigación), desde aquella torre de marfil que les proporciona una visibilidad y un financiamiento inconmensurables respecto al resto del mundo, remueven constantemente de su discurso “crítico” la immensa ventaja, material y simbólica, de la que gozan[^1]. Esta ventaja equivale a un excedente de trabajo para todos los que no tienen el privilegio de nacer, ser educados y trabajar en un centro epistémico de la anglósfera. El resultado, frecuentemente paradójico, es que gran parte del trabajo intelectual humano de todos los que no recibimos el jornal de los patrones de Berkeley, New York, Boston, Chicago, Cambridge, Oxford, etc. queda bajo un manto de total oscuridad y, por tanto, es irrelevante.

Pero el punto es, en realidad, este: la “relevancia”, por parafrasear a Paulo Freire, sólo puede ser producto de un acuerdo entre dominado y dominador. La remoción o el olvido que de los propios privilegios efectúa el privilegiado es condición necesaria, pero nunca suficiente. Si Scopus o Web of Science deciden qué revistas indexar, el problema no son los índices, sino nuestra subordinación a –o nuestra complicidad con– tales representaciones.

Parece necesario poner de manifiesto que las Ciencias Sociales, y especialmente la Sociología, discuten estos asuntos desde hace algún tiempo, no sólo mediante la crítica y el análisis, sino con la claridad necesaria para derribar las visiones “recibidas”:

>“An intellectual revolution against the provinciality of social science has begun. The premise of this revolution is that disciplinary sociology’s concerns, categories and theories have been formulated, forged, and enacted within Anglo-European metropoles in the interest of those metropolitan societies, and so a new “global sociology” that transcends this provinciality is necessary. The institutional dimension of this project involves a critical reconsideration of the inequalities between the wealthy universities of the United States and Europe and the poorer institutions in the Global South” (Julian Go, 2016).

Por consiguiente, las Humanidades Digitales no necesitan sólo de más cultural criticism, sino de más política. Y podría comenzar, por ejemplo, por presentar desigual batalla a favor la extensión de los conceptos de libertad, derechos y democracia sobre nuestros vestigios digitales, considerándolos a todos los efectos una extensión de nuestra ciudadanía, o sea, de nuestros cuerpos, de nuestras identidades, de nuestras lenguas y de nuestras memorias.

[^1]: Tampoco –y, quizás, especialmente– en la academia el lugar desde el que se habla es neutro respecto de aquello de lo que se habla, como nos recuerda Eileen Joy en un bellísima y combativa contribución.

*Publicado el 18 de mayo de 2017 en Infolet. Traducido del italiano por David Domínguez Herbón*

Domenico Fiormonte

Domenico Fiormonte - Territorios DigitalesDoctor por la Universidad de Edimburgo lleva trabajando en humanidades digitales desde 1992. Actualmente es profesor de Sociología de la Comunicación en el Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad “Roma Tre”. En 1996 fundó el Digital Variants Archive (http://www.digitalvariants.org), el primer recurso sobre textos literarios en múltiples versiones disponible libremente en la web. Este proyecto está evolucionando hacia la plataforma Ecdosis , un entorno de creación, edición y publicación colaborativas de trabajos literarios con múltiples capas y versiones.

Ha editado tres colecciones de textos de humanidades digitales: New Media and the Humanities: Research and Applications (ed. by D. Fiormonte e J. Usher), Oxford: Oxford University Humanities Computing Unit, 2001; Informatica umanistica. Dalla ricerca all’insegnamento , Roma, Bulzoni, 2004; La macchina nel tempo (con L. Perilli, Le Lettere, 2011).

Es autor de Scrittura e filologia nell’era digitale (Turin, Bollati Boringhieri, 2003), y, junto con T. Numerico y F. Tomasi de L’umanista digitale (Bologna, Il Mulino, 2010). Una nueva versión ampliada de este texto se publicó en inglés en 2015: The Digital Humanist. A Critical Inquiry .

También ha editado una colección de contribuciones sobre la historia de las tradiciones textuales líquidas (Canoni liquidi , Napoli, Scriptaweb, 2011). Junto con Paolo Sordi fundó en el año 2000 el primer blog italiano de humanidades digitales ( http://infolet.it/). Actualmente está interesado en la creación de nuevas herramientas y metodologías para promover el diálogo entre las ciencias y las humanidades y la diversidad biocultural (http://www.newhumanities.org/it).


Programa Carmenta – Enriquece tu investigación a través de la transformación digital

Como Carmenta era, en la mitología romana, la diosa del parto y la profecía, el programa que lleva su nombre, impulsado desde Medialab UGR con la participación de la ETS de Ingenierías Informática y Telecomunicación (ETSIIT), pretende ayudar al alumbramiento de trabajos y proyectos de investigación en Ciencias Sociales y Humanidades Digitales. En la medida en que no resulta tarea sencilla para los investigadores la adquisición de las competencias necesarias para acometer la transformación digital de sus proyectos, el Programa Carmenta pretende servir de ayuda a científicos sociales y humanistas que deseen apostar por el enriquecimiento de su labor académica con las potencialidades que ofrecen los recursos y tecnologías digitales.

Carmenta permitirá poner en contacto a investigadores en Ciencias Sociales y Humanidades con expertos informáticos de la ETSII de la Universidad de Granada. Para ello se promueve la generación de propuestas para investigaciones que los estudiantes de carreras técnicas puedan abordar contribuyendo, por un lado, a dar un empuje a la investigación en nuestra Universidad y, por otro, a enriquecer su formación humanística y social mejorando sus posibilidades de desarrollo profesional.

Si tienes un trabajo o proyecto de investigación que deseas enriquecer con la incorporación de recursos y herramientas digitales, sólo es necesario rellenar el siguiente formulario y se pondrán en contacto contigo para formular una propuesta que se encargarán de hacer llegar a los posibles interesados. En él, hay que identificar cuáles son las áreas del trabajo o proyectos que requieren de la participación de dichas tecnologías, así como los fines que con ellas se persiguen. De igual modo, el interesado podrá consignar el perfil técnico que considera más adecuado a las necesidades de su proyecto.

Las propuestas habrán de desarrollarse antes del verano con el fin de poder hacer llegar las mismas a tiempo a los estudiantes de la ETSIIT, pero no se desarrollarán hasta el curso que viene (2017-18). Desde Medialab UGR también ofrecerán apoyo para el desarrollo de las mismas.

Confiamos en que la cooperación resultante entre humanistas y científicos sociales, de un lado, e ingenieros informáticos, del otro, no sólo resultará fructífera para las partes, sino que redundará en beneficio de las Humanidades y Ciencias Sociales en su conjunto, ramas del saber que se encuentran inmersas en pleno proceso de transformación digital.

Fotografía titulada “Startrails 7.30” de Nick Ares con licencia CC by-sa-2.0.


Convocatorias abiertas en Ciencias Sociales y Humanidades Digitales

En MediaLab UGR mantienen desde hace tiempo una lista de convocatorias abiertas en el campo de las Ciencias Sociales y Humanidades Digitales, así como premios, ayudas, programas o becas que actualmente se encuentren con plazo de inscripción abierto.

Si te interesan estos campos, no dejes de suscribirte a su boletín por correo electrónico o en su web.

Y si conoces alguna más, no dudes en decírnoslos en los comentarios de este post para que la recoja en este este listado.

Congresos

The Affective Politics of Social Media Symposium (12-13 de octubre 2017) en Turku (Finlandia).

Más información

Fecha límite: 9 de junio.


Adoption and Acceptance of eHealth: Beyond the current state-of-the-art, Workshop at INTERACT 2017 (25-26 de septiembre 2017) en Mumbai (India).

Más información

Fecha límite: 9 de junio.


CFP: 12th annual GigaNet Symposium “Internet Governance in a time of global reordering” (17 de diciembre 2017) en Ginebra, (Suiza).

Más información

Fecha límite: 10 de junio.


Dementia Lab 2017 – stories from design and research (6-7 de septiembre 2017) en Dortmund (Alemania).

Más información

Fecha límite: 12 de junio.


HICSS – The Hawaii International Conference on System Sciences (3-8 de enero 2018) en Hilton Waikoloa Village (Hawai)

Más información

Fecha límite: 15 de junio.


​7th Annual University of Kansas Digital Humanities Forum – Digital Storytelling & the Humanities (28-29 de septiembre 2017) en Lawrence (Kansas).

Más información

Fecha límite: 15 de junio.


16th World Conference on Mobile and Contextual Learning (30 de octubre y 1 de noviembre 2017) en Larnaca (Chipre).

Más información

Fecha límite: 15 de junio.


Workshop on Recommendation in Complex Scenarios ComplexRec 2017 (27-31 de Agosto 2017) en Como (Italia).

Más información

Fecha límite: 16 de junio.


11th International Conference on Computers, Privacy and Data Protection (CPDP) 2018 – The Internet of Bodies (24-26 de Enero 2018) en Bruselas (Bélgica)

Más información

Fecha límite: 16 de junio.


7th International Conference on e-Democracy (14-15 de diciembre 2017) en Atenas (Grecia).

Más información

Fecha límite: 16 de junio.


SPeL 2017 – 10th International Workshop on Social and Personal Computing for Web-Supported Learning Communities (20-22 de septiembre 2017) en Cape Town, (Sudáfrica).

Más información

Fecha límite: 18 de junio.


10th edition of the NEM Summit Conference (New European Media Initiative)  (29-30 de noviembre 2017) en Madrid (España).

Más información

Fecha límite: 26 de junio.


1st Conference on Advanced Research (ANZCAR 2107) (17-18 de julio 2017) en Melbourne (Australia).  

Más información

Fecha límite: 30 de junio.


Conference on Radical Networks (19-22 de octubre 2017) en Brooklyn (Nueva York)

Más información

Fecha límite: 30 de junio.


Conferences on Digital Archives in the Commonwealth Summit (13 de octubre 2017) en la Universidad de Virginia (Estados Unidos).

Más información

Fecha límite: 30 de junio.


Digital Intimacies 3.0: Connections & Disconnections Symposium (13-15 de noviembre 2017) en Melbourne (Australia)

Más información

Fecha límite: 30 de junio.


15th International Conference on Cyberspace 2017 (24-25 de noviembre 2017) en  Brno (República Checa)

Más información

Fecha límite: 15 de julio.


16th International Semantic Web Conference (ISWC 2017) (21-25 de octubre 2017) en Viena (Austria) // and Workshop on Humanities in the Semantic Web – WHiSe II

Más información

Fecha límite: 21 de julio.


Japan in the Digital Age – One-day Symposium (20 de octubre 2017) en la Manchester Metropolitan University (Inglaterra).

Más información

Fecha límite: 4 de agosto.


International ZeMKI conference “The Mediatization of Time: New perspectives on media, data and temporality” (7-8 de diciembre 2017) en Bremen (Alemania).

Más información

Fecha límite: 1 de septiembre.


23rd annual meeting of the Intelligent Interfaces Community and Serves ACM IUI 2018 (7-11 de marzo 2017) en Tokio (Japón).

Más información

Fecha límite: 1 de octubre.


Concursos, becas, recomendaciones, programas y ayudas

Libro “The Datafied Society” escrito por Es, Karin van & Schäfer, Mirko Tobias, y publicado este año 2017 por la Amsterdam Publicity Press.

Más información


Libro: “New Open Access Book: Visualising Facebook”, escrito por Miller, Daniel and Sinanan, Jolynna, y publicado en Marzo de 2017 por UCL Press.

Más información


Libro: Social Media: A Critical Introduction (2ª Edición), escrito por Fuchs, Christian, y publicado este año 2017 por Sage Publishing.

Más información


Libro: Networked: The New Social Operating System (MIT Press), escrito por Lee Rainie y Barry Wellman, publicado en abril de 2012.

Más información


Libro: The Citizen Marketer: promoting political opinion in the social media age, escrito por Joel Penney, disponible en la Oxford University Press en 2017.

Más información


Call for papers: Número especial sobre el desempleo tecnológico: dilemas para la ética y el bienestar social.

La revista Ética y Bienestar Social se resume e indexa en: E-Lib Bremen, NAVER, PsycINFO, PsycTESTS, y el Instituto de Asistencia Social para la Excelencia (SCIE)

Más información


Call for papers: eJournal of eDemocracy and Open Government (JeDEM) Special Issue on Progress, Insights, and Implications of the Open Government Partnership.

Más información

Fecha límite: 15 de junio.


Call for chapters: El Núcleo de Investigación en Relaciones Internacionales (NUPRI) de la Universidad de São Paulo (USP) está recibiendo propuestas de capítulos para la próxima publicación sobre Gobernanza de Internet en el Sur Global.

Más información

Fecha límite: 15 de junio.


Call for papers: Radical Feminist Storytelling and Speculative Fiction: Creating new worlds by re-imagining hacking in a Journal of Gender, New Media, and Technology.

Más información

Fecha límite: 20 de junio.


Gender, sexuality and digital culture: A half day symposium el 26 de junio en la Universidad de Londres (inglaterra).

Más información


Beca universitaria de investigación en ZeMKI, Centre for Media, Communication and Information Research de la Universidad de Bremen (Alemania)

Más información

Fecha límite: 30 de junio.


Fotografía titulada textura m152, por Luiz Fernando Reis, con licencia CC by-2.0.


Construyendo unas Ciencias Sociales y Humanidades Digitales: I Congreso Internacional “Territorios Digitales” de MediaLab UGR

MediaLab UGR, como parte del Vicerrectorado de Investigación y Transferencia de la Universidad de Granada (UGR), organiza el I Congreso Internacional “Territorios Digitales” – Construyendo unas Ciencias Sociales y Humanidades Digitales, que se celebrará en Granada entre los días 29 y 30 de junio de 2017.

Para favorecer la discusión académica, no académica y social, así como el debate y el encuentro entre todos los asistentes, el Congreso propone algunas áreas temáticas, que en cualquier caso están abiertas a otras propuestas de interés dentro del amplio campo de la transformación digital de las Ciencias Sociales y las Humanidades.

Para conocer toda la información aquí dejamos el enlace a la página oficial del Congreso.


La desconexión laboral, desde la perspectiva de las Humanidades Digitales

Días atrás, el gobierno de España daba a conocer que está estudiando la posibilidad de regular el denominado derecho a la desconexión laboral, figura nunca antes recogida en el ordenamiento jurídico español. Así lo dejaba constar en respuesta a la pregunta formulada al respecto por un diputado del PDeCat (Partit Demòcrata Europeu Català). Ciertamente, es la primera vez que el ejecutivo nacional se pronuncia respecto del derecho de los trabajadores asalariados a no atender correos electrónicos u otro tipo de comunicaciones provenientes de la empresa, hechas llegar a través de las plataformas y dispositivos digitales, fuera de su horario laboral; mas la desconexión laboral digital ya había sido incorporada con anterioridad a la agenda y el debate públicos. Sin abandonar sede parlamentaria, pueden encontrarse dos grupos políticos que han presentado sendas iniciativas al respecto, En Comù Podem y el Partido Socialista. Este último, además, abordará el derecho de los trabajadores a desconectarse digitalmente de las tareas laborales en la ponencia económica de su próximo congreso. Parece indiscutible que la necesidad de poner coto a la interpenetración entre el plano del trabajo y el resto de ámbitos de la vida del asalariado auspiciada por la tecnología, existe; mas queda por ver si el marco legislativo que de todo este proceso resulte, cristalizará una apuesta audaz por la protección de los derechos laborales. Y empiezan a vislumbrarse algunos jalones que invitan a renunciar a toda esperanza.

Un ejemplo craso de que no se encuentran infundadas las suspicacias que las iniciativas a colación de la desconexión digital merecen, lo constituye Francia, primer estado europeo que ha incorporado en su ordenamiento jurídico este derecho. El limitado alcance de la norma promulgada no sólo se explica en razón de que una buena parte de las empresas francesas (aquellas cuya plantilla no supera los cincuenta empleados, esto es, pequeñas y medianas) se encuentran eximidas de cumplimiento; sino porque la misma formulación de la ley deja en manos de los empresarios, código de buenas prácticas mediante, determinar e identificar cuándo se está produciendo transgresión de la norma y, en consecuencia, desarrollar los protocolos de actuación correspondientes.

Si la actuación de otros países en el campo del derecho a la desconexión laboral digital no constituye un ejemplo edificante, la tipificación del mismo que comienza a esgrimirse desde el debate político y el pandemonium mediático ―a falta de que, en efecto, la Secretaría de Estado para el Empleo dé el paso en la dirección anunciada y presente un anteproyecto de ley―, alcanza niveles de ignominia. Así, pretender subsumir la desconexión digital a la mera disposición de no atender correos electrónicos o mensajes instantáneos hechos llegar desde la empresa, supone adoptar una posición deliberadamente parcial respecto del derecho en cuestión; una aproximación superficial y limitada que no atiende al verdadero calado de la transformación de la jornada de trabajo que las tecnologías digitales han auspiciado. El desbordamiento de los límites, siempre delicuescentes, apenas trazos sobre el agua, que separaban lo laboral del resto de planos de la vida del trabajador asalariado, ha introducido una serie de elementos coercitivos adicionales que sobrepasan, con mucho, la apertura de la bandeja de entrada del e-mail o el uso de What’s App para hablar con el jefe. Indagar en el caso de los humanistas digitales permitirá obtener una evidencia palmaria al respecto.

Según Kierschenbaum (2012), lo que distingue a un académico del campo de las Humanidades Digitales es que vive “24/7 conectado al mundo digital”; cualidad esta que considera del todo recomendable incorporar en el seno de los departamentos de Inglés (véase, de Filología y Literatura inglesas) en los que él desarrolla su labor. Más allá de la opinión particular del autor, sus aseveraciones convierten en muy oportuna la pregunta acerca de cómo puede materializarse el derecho a la desconexión laboral en casos extremos como el aquí tratado, en los que la penetración del componente digital en el desempeño profesional resulta absoluta, y no conoce más freno o cortapisa que los límites fisiológicos y la duración natural del día. Se puede aducir que las palabras de Kierschenbaum son más bien un exabrupto o una licencia poética que éste se ha tomado para hacer énfasis en cierta idea. Nada que objetar. Pero la asimilación del valor profesional de un académico que cultive el campo de las Humanidades Digitales, a su perenne presencia en y uso de las plataformas de comunicación y redes sociales de la Web 2.0., sólo traslada al plano axiológico y reviste con el manto de la ideología lo que no deja de ser una crasa evidencia empírica: el desempeño laboral diario de los académicos, en general, y más particularmente, de los humanistas digitales, convierte en indispensable e ineluctable la omnímoda presencia de la tecnología digital, totalizando todos los espacios de su vida y derrumbando cualquier límite previamente definido de la jornada de trabajo.

Adjetivar la actividad profesional de este nuevo perfil de humanistas como «digital», supondría una redundancia en pleno siglo XXI, en la era de la información. Y, como toda repetición, prescindible. A lo largo de las últimas décadas, las herramientas y plataformas de comunicación web han ido incorporándose al campo de las Humanidades Digitales conforme las mismas fuentes de información han abandonado el clásico formato analógico o, directamente, nunca se han presentado en otro medio que no estuviese articulado por el código binario (Brügger, 2016). Esto ha supuesto que una multiplicidad de disciplinas humanísticas se haya dotado, como corpus nucleares de sus estudios, de recursos digitales tales como bases de datos (Dalbello, 2011). La baratura del hardware y la facilidad de acceso que otorga el software hacen saltar por los aires cualquier noción preestablecida respecto a las categorías de “jornada de trabajo” o “lugar de trabajo” en el ámbito académico, pues el aparataje necesario para llevar a cabo la investigación (o partes de ella) no requiere mucho más que un ordenador y acceso a Internet. Sin embargo, han sido las plataformas de interacción interpersonal y bidireccional de la Web 2.0. las que han elevado a cotas nunca antes conocidas la absorción de horas adicionales de actividad laboral no remunerada.

Conexión sin límites

El estudio hecho por Gruzd y Goertzen (2013) sobre el uso que los científicos sociales daban de las redes sociales para fines de investigación, si bien cuestionable en virtud de ciertas decisiones epistemológicas adoptadas, ofrece algunos datos relevantes para suscitar la reflexión. Un primer elemento de juicio lo constituye el hecho de que son las plataformas comunicativas de tipo no académico, tales como Facebook, Twitter y otras, las que se usan más frecuentemente con objeto de desarrollar tareas concernientes al desempeño laboral de los científicos (hasta en un 71% de los casos analizados). Si algo caracteriza hogaño a las redes sociales es la naturalidad con la que se encuentran incorporadas a la rutina de las personas, su completa integración en nuestra existencia ordinaria; así como la multiplicidad de fines para los que éstas son empleadas. Entre ellos, según parece, también el de investigar. Pero el trabajo de los miembros de la Dalhouise University ofrece un segundo elemento de análisis en el que es necesario reparar. Así, de entre todas las razones esgrimidas por los sujetos investigados para justificar el empleo de redes sociales con propósitos académicos, el predominante, en 4 de cada cinco casos, refiérese a “una de las tareas primordiales de cualquier investigador” (Gruzd y Goertzen, 2013), a saber, la recopilación de información para conocer el estado del arte en un campo o disciplina dados. A la sazón, no se trata simplemente de que los investigadores introduzcan las redes sociales en su labor profesional; es que, como se aducía más arriba, no pueden oponer resistencia a su ineluctable penetración. La generación y extensión de los emergentes sistemas de medición de la productividad científica basados en las interacciones de los académicos a través de las plataformas comunicativas web (las denominadas altmetrics), exacerba esta urgencia y acelera la adopción.

La necesidad se convierte en el primer y principal elemento coercitivo. En el campo de las Humanidades Digitales y en cualquier otro. Apostar por fijar límites al uso de la tecnología digital por parte de los asalariados fuera del horario de trabajo queda en nada, mera impostura, a lo sumo, si no se cumple un requisito previo indispensable, como sería la reducción de la carga de trabajo (es decir, la intensidad del trabajo) y las tareas asociadas a un determinado puesto o cargo. Pero los vientos no soplan en esa dirección. Candoroso debate sobre la desconexión digital, por tanto, el que nos aguarda si se escamotea del mismo una reflexión profunda acerca de las pulsiones y exigencias que llevan a los trabajadores a mantenerse “conectados” con la empresa cuando su jornada laboral finaliza. El caso de los científicos, en general, y más particularmente, el de los humanistas digitales, no sólo sirve de ilustración del futuro hacia el que se ven abocados el resto de trabajadores (académicos o no) en caso de que la ley no llegue a prosperar, quede malograda o se vea incapaz de cumplir con la misión que le ha sido encomendada; también permite poner en relieve que en modo alguno pueden permanecer estos al margen de la cuestión que aquí se trata. Al fin y al cabo, la futurible regulación de la desconexión laboral digital se inscribe en el más amplio debate acerca de sus propias condiciones generales de trabajo. En este caso, desconectar sí que no debe de ser una opción.

FotografíaPowering a favela in Brazil, por Deutsche Welle, con licencia CC by-nc-nd-2.0.

 

Bibliografía

BRÜGGER, Niels (2016). Digital Humanities in the 21st century: Digital materials as a driving force. Digital Humanities Quarterly, 10 (2).

DALBELLO, Marija (2011). A geneaolgy of Digital Humanities. Journal of Documentation, 67 (3), pp. 480-506.

GRUZD, Anatoli; GOERTZEN, Melissa (2013). Wired Academy: Why social science scholars are using social media. 46th Hawaii International Conference on System Sciences, pp. 3332-3341.

KIERSCHENBAUM, Matthew (2012). “What is Digital Humanities and what’s doing in English deparments?”. En GOLD, Matthew K. (editor), Debates in the Digital Humanities. Minneapolis, University of Minnesota Press.

 

 


Knowmetrics participará en la Mesa Redonda “Digital Humanities/Humanidades Digitales/Informatica Umanistica. Un diálogo intercultural”

El proyecto de investigación Knowmetrics tomará parte en la Mesa Redonda “Digital Humanities/Humanidades Digitales/Informática Humanística” que se celebra el próximo 20 de abril en Roma, en la Facultad de Ciencias Políticas de la Università degli Studi Roma Tre. Este evento, de formato multilingüe, forma parte de las acciones desarrolladas en el marco de “Ciencias Sociales y Humanidades Digitales del Sur“, un espacio de reflexión distribuido y abierto en torno a la conexión entre las Ciencias Sociales y las Humanidades y el medio digital, del cual Medialab UGR es una de sus principales entidades impulsoras. La coordinación del encuentro corre a cargo de Domenico Fiormonte, profesor en la universidad italiana que acogerá la mesa redonda, y miembro del equipo Knowmetrics. Por su parte, el evento podrá seguirse en streaming a través del siguiente enlace: http://streaming.uniroma3.it/

Esteban Romero Frías, director de Medialab UGR e investigador principal de Knowmetrics, será uno de los participantes. Junto a él, intervendrán:

  • Barbara Bordalejo, Katholieke Universiteit Leuven.
  • Manuel Salamanca, Universidad Complutense de Madrid.
  • Teresa Numerico, Università Roma Tre
  • Manuel Portela, Universidade de Coimbra.
  • Ernesto Priani, Universidad Nacional Autónoma de México.
  • Ernesto Priego, City University of London.
  • Nuria Rodríguez, Universidad de Málaga.
  • Amelia Sanz, Universidad Complutense de Madrid.

En palabras de los propios organizadores, la reflexión que fija la temática del evento y centrará el debate entre los asistentes, podría formularse tal que así:

[Español]

Las denominadas “Digital Humanities” están cada vez más consolidadas a nivel internacional, bien sea institucionalmente, a través de la creación de nuevos centros y organizaciones, bien en el plano de la financiación de la investigación, pues, cada vez más a menudo, tiende a privilegiarse el componente “digital” del proyecto. Aunque las DH pueden constituir un potente instrumento de innovación, es importante recordar que ninguna tecnología es culturalmente neutra. Por ello, esta mesa redonda se propone reflexionar sobre el fenómeno de las DH desde el punto de vista de la sociedad y de la cultura del “Sur”, sometiendo a discusión la adopción crítica de modelos epistemológicos provenientes del Norte del mundo, y ofreciendo una visión alternativa sobre la relación entre saberes, territorios y tecnología digital.

20 de abril, 2017.
14:30 horas.
Sala de reuniones, cuarta planta.
Facultad de Ciencias Políticas,
Università Roma Tre.
Via Chiabrera, 199 – Roma.

[Italiano]

Le cosiddette “Digital Humanities” si stanno sempre più affermando a livello internazionale e istituzionale. Attraverso la creazione di nuovi centri e nuove organizzazioni attraggono risorse e finanziamenti, giacché sempre più spesso nei progetti di ricerca umanistici e sociali viene privilegiata la componente “digitale”. Ma se le DH da un lato possono essere un potente di strumento di innovazione, dall’altro occorre ricordare che nessuna tecnologia è culturalmente neutra. Questa tavola rotonda intende riflettere sul fenomeno delle DH dal punto di vista delle società e delle culture del “Sud”, mettendo in discussione l’adozione acritica di modelli epistemologici e culturali provenienti dal Nord del mondo e offrendo una visione alternativa del rapporto fra saperi, territori e tecnologie digitali.

20 aprile, 2017.
Ore 14.30.
Sala riunioni, IV piano.
Dipartimento di Scienze Politiche,
Università Roma Tre.
Via Chiabrera, 199 – Roma.

[Inglés]

The so-called “Digital Humanities” are nowadays more and more spread at international level; institutionally, on the one hand, considering the raising of new centres and organisations, or taking into account the allocation of resources and the financing of the research, on the other, since the “digital” is turning into a privileged component of the project. Even though the Digital Humanities could be a powerful push towards innovation, it should not be forgotten that any technology is culturally neutral. Hence, this round table seeks to reflect on the DH phenomena from the point of view of the society at large and the culture of the “South”, bringing into discussion the critical adoption of epistemological models coming from the North, at the same time an alternative vision about the relationship amongst knowledge, territories and digital technology is proposed.

20th april, 2017.
14:30 PM.
Meeting room, 4th floor.
Faculty of Political Science,
Università Roma Tre.
Via Chiabrera, 199 – Roma.


Top